viernes, 29 de mayo de 2015

Smallville: alguien sálveme de este bodrio.

Esta serie, además de pésima, fue un timo. Se basaba en la premisa de ver cómo Clark Kent llegaba a convertirse en Superman. El engaño consistió en anunciar esa transición cada fin de temporada: transición que nunca se concretaba pero a la que se aludía con referencias al símbolo, al uniforme, al legado kriptoniano.

Con esas migajas engancharon una década a un público cansado de las cursilerías de Tom Welling y ansioso de verlo enfundado en el azul y rojo del traje. Público al que le vieron la cara con historias cada vez más inverosímiles, romances bobos y un abuso de "deus ex machina" descarado.

Lo mejor que esta mediocre serie tuvo fueron esos duelos intelectuales entre los Luthor; esa era la única parte que consideraba la agudeza del espectador. El resto estaba escrito para lelos.

Las últimas temporadas se mantuvo a flote por la mera expectativa (ver a Superman; ya era absurdo tanto ir y venir por la Fortaleza de la Soledad sin que aquél apareciera) que devino en algo decepcionante: un par de tomas del superhéroe, ambas breves y poco emocionantes por capricho del actor.


Eso fue Smallville: un largo ensayo sobre cómo timar al televidente. Espero lo hayan disfrutado.

viernes, 15 de mayo de 2015

Mensaje en una botella.

•19 de Abril, 2015
No hace mucho fui invitado a un buffet. Pude haberme servido de cada platillo que jamás o pocas veces he probado y ampliar mi registro gustativo con nuevas y diversas impresiones. En cambio, llené mi plato a tope con papas fritas. #ThugLife

•19 de Abril, 2015
Hace ya unas semanas, soñé que era un UFO. No uno de sus tripulantes, sino el UFO en sí, es decir, la nave misma. Los veía planeando rutas y haciendo cosas propias de los grises, pues tenía conciencia, tipo HAL9000. Pero no me metía en sus asuntos; viajábamos juntos, pero cada quien en su rollo.

•23 de Abril, 2015
Afirmaciones como "amo leer", "leo muchísimo", "soy un gran lector" y así por el estilo, no significan nada si implican autores irrelevantes, del momento, que explotan una fórmula solo porque vende. Tan inane como afirmar "soy fan de la ciencia-ficción" refiriéndose a Star Wars.