domingo, 25 de diciembre de 2011

Breve reflexión sobre el 2011.

Me gustaría decir que este año fue excelente, que ví concretarse cada propósito, uno por uno, mediante mi esfuerzo. Para ser honesto, este año no fue lo que hubiese esperado. Tuve bastantes tropiezos. Cometí muchos errores. A veces tengo la sensación de no estar en sintonía con la vida.

Sin embargo, creo que hay que tener buenas expectativas para cada año que se acerca, aunque es difícil si viene uno arrastrando decepciones del que termina. Es justo en estas fechas cuando todo lo malo se agolpa en la mente (me ocurre al menos a mi), y eso nos impide ser positivos con respecto al próximo año.

Pero aún así debemos proyectar cosas buenas, ¿por qué no? Sólo hay que observar que éstas predominan siempre sobre las contrarias, pero nos concentramos más en estas últimas.

No digo que deba uno hacerse ilusiones, del tipo "cumpliré todos mis sueños el próximo año", pero sí que es mejor tener una perspectiva favorable; de otro modo no se tiene el ánimo para avanzar en la vida. Tampoco digo que debamos negar las experiencias adversas, porque de ellas se aprende mediante la reflexión.

Tenemos derecho a aspirar a ser felices. Lo merecemos. Se dice que la felicidad auténtica se encuentra en el interior y estoy de acuerdo. Pero no hay que esclavizarse en esta búsqueda ni olvidar que los desafíos externos también cuentan.

Ya sabemos que cada ciclo trae consigo eventos positivos y negativos. Los negativos son retos, los positivos hay que disfrutarlos. Finalmente, todo es aprendizaje.

A quien llegue a leer esto, le deseo un próspero año 2012.


viernes, 23 de diciembre de 2011

Better Than I Used To Be - Sammy Kershaw.



Sé cómo guardar rencor
puedo pretender un vínculo y estropearlo
y no puedo contar las personas que he decepcionado
o los corazones que he roto
no debes cavar muy profundo si quieres encontrar algo malo en mí
pero estoy aprendiendo que quien has sido no es quien debes ser
será un arduo camino cuesta arriba
pero no mentiré, cariño

No soy un ángel
pero he saldado algunas danzas con el diablo
y limpiando mi camino, poco a poco
estoy en ello
finalmente puedo encarar al hombre que veo en el espejo
no soy tan bueno como quisiera
pero soy mejor de lo que solía ser

He postrado bastantes demonios en tierra
vencido bastantes viejos hábitos
pero aún hay uno o dos que podría necesitar me ayudes a romper
tanto tiempo bajo la lluvia me ha oxidado un poco
pero ten un poco de fe en mí
algún día verás que hay un diamante bajo todo este polvo

No soy un ángel
pero he saldado algunas danzas con el diablo
y limpiando mi camino, poco a poco
estoy en ello
finalmente puedo encarar al hombre que veo en el espejo
no soy tan bueno como quisiera
pero soy mejor de lo que solía ser

No soy un ángel
pero he saldado algunas danzas con el diablo
y limpiando mi camino, poco a poco
estoy en ello
finalmente puedo encarar al hombre que veo en el espejo
no soy tan bueno como quisiera
pero soy mejor de lo que solía ser...

sábado, 10 de diciembre de 2011

Guerra Mundial Z.

Estoy por terminar la lectura de «Guerra Mundial Z». Para nada pretendo restarle mérito a las obras de Manel Loureiro, que disfruté muchísimo, pero creo que este de Max Brooks es el mejor libro de zombies que he leído. Tiene una diversidad de personajes, situaciones e historias amplísima y, hasta donde voy, no me he topado con partes flojas o aburridas (Loureiro llega a ser demasiado descriptivo en Apocalipsis Zombie, y en momentos se vuelve pesado y el relato pierde agilidad).

Se compone de testimonios de sobrevivientes a la Guerra Mundial Z alrededor del mundo; desde los primeros «brotes», al surgimiento de la crisis, luego el pleno Apocalipsis y finalmente el resurgimiento de la humanidad como la especie dominante del planeta Tierra.

Me ha gustado tanto que no me importaría si la conclusión fuese mala. Es tan bueno que un mal final se diluiría en la calidad de la obra completa y no le haría mella. Lectura de entretenimiento, sí, pero muy bien lograda y que no decae en ningún momento. Aún me falta leer «Zombie Survival Guide» pero si he de posicionar mis tres libros favoritos de zombies, Guerra Mundial Z queda en primer lugar; en segundo y tercero, «Apocalipsis Zombie» y «Los Días Oscuros (también de Loureiro)», respectivamente.