domingo, 28 de mayo de 2017

Stanley Kubrick en la Cineteca Nacional (México).

"2001: A Space Odyssey" por Jordan Buckner.
Es una crónica de su carrera como fotógrafo y director. Hay un salón por cada película con afiches alusivos y objetos originales. Está el casco original de David Bowman (2001 Odisea del Espacio), guiones con notas al vuelo de Kubrick, la máquina de escribir de Jack Torrance (El Resplandor), el casco de Full Metal Jacket que dice "Born to Kill" y tantas cosas más... no he descrito ni el diez por ciento de lo que la exposición ofrece.

No soy erudito del cineasta pero encontré la expo fascinante. Amé los libros y guiones con anotaciones en manuscrito de Kubrick, su primera fotografía (un melancólico vendedor de periódico), las cartas que recibió de cristianos ofendidos por "Lolita" y "Naranja Mecanica" y una réplica de Hal 9000.

Lo malo es que algunas salas son algo pequeñas y de asistir a una hora concurrida suele aglomerarse la gente. Sugiero unos buenos tenis porque el recorrido toma por lo menos dos horas y algunas salas se ubican en tres pisos diferentes, lo que exige gran condición para subir las despiadadas escaleras. Mi novia y yo derrochamos algunas calorías en el esfuerzo.

Pero valió la pena.

miércoles, 5 de abril de 2017

La séptima temporada de TWD.

La situación de Rick durante esta temporada me pareció similar a “Old Man Logan”: hombre que tolera un agravio tras otro por temor a perder lo que ama, lo poco que le queda. Vive en un estado de sometimiento tal que sacrifica su dignidad y suprime su coraje. Es llevado a un punto en que no tiene nada qué perder, lo que detona su voluntad. Entonces ocurre su resurgimiento. Proceso que en el cómic se desarrolla y concluye muy bien cuando Logan vuelve a ser Wolverine. Pero en The Walking Dead estiraron ese proceso al punto que Rick resulta apático y causa desesperación.

Y no se me ocurre un castigo para Negan que compense todo lo que ha hecho. Matarlo rápidamente sería decepcionante. Que sea muerto por los caminantes sería insulso. Solo se me ocurre que sea confinado indefinidamente al mismo cuarto donde estuvo cautivo Daryl, prisionero, despojado de todo su poder. Y aún así es castigo insuficiente.

Temo que el clímax de esta temporada (el enfrentamiento con Negan) resulte flojo. Y aunque fuera algo épico, no reivindicaría la serie: un sólo capítulo bueno no compensa el resto de episodios monótonos. La caída de Negan se ha postergado demasiado y uno comienza a perder interés. Me parece tramposo que los guionistas esperen que la audiencia perdone toda una temporada soporífera por un final saturado de carga emocional.

Por otro lado, me encanta la frase insignia de la temporada: Rise Up. Levántate. Dos palabras bastan para dar cuenta de una voluntad desfallecida. Una frase imperativa que anuncia la determinación a que llega un hombre al que ya no le es posible descender más.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Star Wars.

"Star Wars", por Drew Struzan.
¿Ya dije que abomino Star Wars? Me parece el universo fantástico o cinematográfico peor construido. Es tan arbitrario que puede ocurrir cualquier cosa.

Lo más tramposo es que apunta a varias ideas para no fallar. Tiene misticismo (aquello de “la fuerza”) pero si este no pega, tiene batallas espaciales, pero si estas no pegan, también hay duelos con espadas láser, si no, dizque intriga política.

Es un universo ridículamente generoso y diverso con respecto a las formas de vida. En su mayoría antropomorfas, pueden comunicarse sin barreras de lenguaje, comparten el mismo saber tecnológico y, vaya casualidad, tienen la suerte de converger en el mismo tiempo y lugar. Sin mencionar que a todas les gusta beber.

No entiendo cómo es posible que exista uniformidad tecnológica en todo el universo. ¿Cómo logra propagarse cada avance tecnológico de forma inmediata de un límite a otro y sin restricciones? Ni siquiera en un país es posible implantar uniformidad semejante. En un mismo vecindario hay una enorme disparidad con respecto a los electrodomésticos con que cuenta la gente. En Star Wars todo mundo sabe conducir una nave o construir un robot y cuenta con los recursos para ello.

Además, en las precuelas hay un despliegue tecnológico extraordinario que no se ve en los capítulos 4, 5 y 6. ¿Cómo pasó el universo entero de un clímax tecnológico a artefactos de usurero? Parece que sufrió un "downgrade" igual de uniforme. George Lucas jamás explicó por qué. Mi teoría es que, en su entusiasmo por filmar las secuelas se enfocó en que lo visual fuera extraordinario, olvidándose por completo de mantener consistencia.

Lo más pobre es la transformación de Anakin en Darth Vader. Fue un proceso tan banal. Siendo los Jedis seres de alta moral, su punto débil debía ser cualquiera excepto la corruptibilidad. Y Anakin es corrompido del modo más infantil: con dudas, temores y sospechas. Sus motivaciones no son lo suficientemente sólidas como para devenir en un Sith. Este punto debería ser suficiente para evidenciar las carencias de George Lucas como cineasta. No tiene la menor sensibilidad para tratar un proceso tan complejo, que por cierto involucra al personaje más importante. ¿Cómo aceptó filmar un proceso tan simplón?

Escribí esto en base a lo creado por George Lucas. No he visto las últimas películas pero la opinión general las aprueba. No importa si las veo o no. Son obvias las deficiencias del universo canónico. No me atrevería a reconocerlo como "ópera espacial". Star Wars es un universo tan variopinto que todo lo que ocurre en él, por absurdo que sea, tiene validez y cabida. Por eso no entiendo esas discusiones sobre si algo en él tiene sentido o no. ¡Está diseñado para ser incongruente!